Enológica La Bohemia y el Restaurante Guerra y Paz organizan una cata con el viticultor alemán Friedrich Schatz, maestro de la biodinámica

 
El viticultor alemán Friedrich Schatz, en primer plano



Se trata del fundador de las bodegas malagueñas Schatz, pionera en obtener el certificado de agricultura ecológica

La empresa Enológica La Bohemia y el restaurante Guerra y Paz organizan mañana jueves 13 de noviembre a partir de las 17 horas una cata con el viticultor alemán Friedrich Schatz, maestro de la biodinámica. Afincado en España desde 1982, es el fundador y gerente de las bodegas que llevan su nombre, establecidas en la localidad malagueña de Ronda.
En total, se catarán seis grandes vinos: F. Schatz Chardonnay fermertado en barrica 2013, F. Schatz rosado fermentado en barrica 2013, Finca Sanguijuela 2007, F. Schatz Petit Verdot 2008, 2008 F. Schatz Pinot Noir 2008 y, por último, F. Schatz Acinipo 2005.

Procedente de una familia alemana de Wuerttemberg vinculada desde 1641 con la viticultura, a los 18 años Schatz tenía claro que quería ser viticultor que no quería hacerlo en su casa, en Alemania. En 1982 emprendió un viaje para encontrarse con el lugar idóneo, climatología, tierra, entorno. Preferiblemente debajo de la conocida como ‘Línea de Wagner’ que marca el límite de climatología atlántica y mediterránea.


Valoró diferentes países: Italia, Francia y España. Finalmente eligió España, en concreto Ronda, situada geográficamente en el Mediterráneo pero con fuertes influencias atlánticas. Localizada en el corazón de Andalucía, la Serranía de Ronda es una zona, donde ya los iberos y después los romanos, cultivaban viñas en la ciudad antigua de Acinipo, que significa “tierra de vinos”, como demuestra el hallazgo de antiguas monedas en la zona


Encontró la finca y la casa, Finca Sanguijuela, nombre peculiar ya que está situada en la Sierra de la Sanguijuela, lo curioso es que coinciden las iniciales de finca y Federico, y así fue como surgió el logotipo de la bodega: “FS”. Detalles que hicieron de todo una aventura ya que Ronda, en aquellos momentos, no era una zona calificada para plantar viña. A día de hoy, cuenta con 16 bodegas y una superficie de viña plantada de aproximadamente 250 hectáreas.

Después de realizar pruebas con diferentes variedades y ver cuáles eran las que mejor se adaptaban al terreno, comenzó a trabajar con variedades de ciclo corto como la chardonnay y pinot noir, así como variedades de ciclo largo como la petit verdot y la cabernet sauvignon. Hoy en día, Schatz es el único viticultor que trabaja con variedades alemanas como la muskatrollinger para el rosado o la lemberger para su vino Acinipo.

Su manera de trabajar le ha llevado a ser pionero durante varios años en la provincia de Málaga, al ser la única bodega con la calificación “Serranía de Ronda”, subzona dentro de la Denominación de Origen de Málaga, nacida en 2001. Además, Bodega F. Schatz ha sido la primera de la provincia de Málaga en recibir la certificación de agricultura ecológica.

Su filosofía se basa en el abastecimiento del suelo con sustancias nutritivas de manera natural, como la devolución al suelo los sarmientos de la poda, los restos de las lías y del orujo de la vinificación. La sustracción de las sustancias nutritivas principales se compensa con compost y con elaborado en verde, así como su posterior incorporación en la tierra durante la primavera siguiente. De este modo consigue reducir el riesgo de lavado y erosión del suelo.

Para la protección de las cepas, emplea exclusivamente productos ecológicos y biodinámicos: pequeñas dosis de azufre elemental y cobre, jabón natural, extracto de ajo, feromonas, silicato de potasa, alcohol, levaduras, aceito de hinojo y preparados biodinámicos como cuerno de boñiga, cuerno de sílice, milenrama, manzanilla, ortiga, corteza de roble, diente de león, valeriana y cola de caballo.

Comentarios