El Laboratorio Enológico de Jumilla obtiene la acreditación ENAC que certifica en el ámbito internacional la calidad de los vinos murcianos

El consejero de Agricultura y Agua presenta en Jumilla este documento que actuará como sello de garantía de calidad y repercutirá en las ventas al exterior de los vinos de la Región 

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, presentó ayer en Jumilla la acreditación que la Entidad Nacional de Acreditación, ENAC, concedió el pasado 28 de febrero al Laboratorio Enológico de Jumilla dependiente del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), que otorga validez oficial a los resultados de sus trabajos.

El titular de Agricultura y Agua felicitó a los responsables de este laboratorio cuya función, explicó, es “realizar análisis de vinos y derivados para su exportación”. Por este motivo, añadió que la obtención de la acreditación por parte del laboratorio “repercutirá directamente en el sector productor del vino en la Región ya que son muchos los importadores que exigen que el vino esté reconocido por un laboratorio acreditado”.

Cerdá destacó que este reconocimiento es el premio a un duro trabajo “pero también es una exigencia continua de mantener el nivel de profesionalidad y calidad puesto que a partir de ahora el laboratorio pasará dos exigentes auditorías anuales que garantizarán que se sigue trabajando y se sigue trabajando bien”.

El alcance de la acreditación incluye 11 parámetros, que son los que habitualmente se analizan para las muestras de vinos destinadas a la exportación, tales como grado alcohólico adquirido, densidad relativa, masa volúmica, extracto seco total, acidez total y volátil, ácido cítrico, metanol y anhídrido sulfuroso total y libre.

Programa de obtención de nuevas variedades de uva para vinificación
El consejero recordó asimismo la importancia de los trabajos de investigación que “se están realizando desde el IMIDA junto con las universidades, para aprovechar el rendimiento y la calidad de la uva que se produce en la Región y obtener nuevas variedades de vinos a partir de la Monastrell”.

Estos trabajos se enmarcan en los resultados del programa de obtención de nuevas variedades de uva para vinificación, de la cual ya se han obtenido vinos hechos con híbridos preseleccionados de Monastrell y Cabernet Sauvignon y de Monastrell y Syrah, demostrándose que es una uva apta para ser combinada.

Comentarios